CAPITULO IX

Disolución

Artículo 33. Por acuerdo de los Miembros reunidos en la Asamblea, por las causas establecidas en el artículo 39 del Código Civil y sentencia judicial firme podrá disolverse la Asociación. Se disolverá voluntariamente cuando así lo acuerde la Asamblea General Extraordinaria, convocada al efecto, por una mayoría de 2/3 de los asociados con derecho a voto.

Artículo 34.
En caso de disolución, se nombrará una comisión liquidadora la cual, una vez extinguidas las deudas, y si existiese sobrante líquido lo destinará para fines que no desvirtúen su naturaleza no lucrativa.

La Asamblea que acuerde la disolución nombrará una Comisión de Liquidación, compuesta por un mínimo de tres miembros de la Junta Directiva, la cual se hará cargo de todas las gestiones necesarias. Si hubiera fondos económicos remanentes se donarán a organizaciones de derechos humanos del tercer Mundo. Todos los demás trámites de la liquidación se realizarán de conformidad con el artículo 18 de la Ley Orgánica de Asociaciones, incluidos los referidos a la posible insolvencia de la Asociación.